Frutas en la noche ¿buenas o no?

La frutas en la noche no siempre son buenas, lo principal es comerlas antes y no después de la cena. De esta manera, conseguirás una mayor sensación de saciedad. Si comes las frutas después de la cena estarás sumando calorías, que si bien son mínimas, no te servirán dentro de un programa para adelgazar. A nivel nutricional, se puede decir que comer fruta de noche contribuye menos a mantener la línea, que el hacerlo de día. Esto se debe a que sus propiedades energéticas ayudan a acelerar el metabolismo mientras estamos en actividad, pero lo hacen trabajar con más lentitud si estamos descansando.

Por norma general la fruta se suele comer después de las comidas, ya que consideramos que se trata de un postre, y como tal la tratamos, aunque es el peor momento del día para comerlas, pues la mayoría de los nutrientes que nos brinda se pierden durante el proceso digestivo, al ser más largo de lo normal y fermentar en el estomago. Esta fermentación es la causante de que se ralentice la digestión y a muchas personas les pueda llegar a sentar mal comer la fruta después de comer. Si seguimos esta máxima llegaremos a la conclusión que el mejor momento para comer fruta es entre horas, que es cuando tenemos el estomago vacío y por lo tanto no puede hacer que se ralentice la digestión ni se fermente.

Beneficios

LULO PIÑA ID

 

Las frutas pueden ser un aperitivo saludable antes de acostarte, si no te excedes. Están llenas de vitaminas esenciales, minerales y nutrientes que tu cuerpo necesita para funcionar al máximo, y de hecho pueden hacerte más saludable. Comer porciones regulares de frutas puede reducir el riesgo de problemas de salud graves, como cálculos renales, accidentes cerebrovasculares, enfermedades del corazón, pérdida de masa ósea, diabetes y cáncer. Cuando comes frutas en lugar de alimentos con alto contenido calórico, también facilitas el mantenimiento de un peso saludable.

Desventajas

Si vas a comer frutas en la noche, debes saber lo que estás comiendo. La mayoría de las frutas son ricas en azúcar y van a aumentar tu nivel de azúcar en la sangre, lo cual puede ser un problema si tienes diabetes o pre-diabetes. el consumo de más de tres porciones de fruta al día puede interferir con los esfuerzos de pérdida de peso saludable, sobre todo si estás comiendo demasiada fruta y no las suficientes verduras. Para sacarte el hambre, trata de limitar la fruta que comes después de la cena a 1/2 taza o menos, y elige una fruta especialmente baja en calorías si estás tratando de perder peso. O sáltate la fruta por completo y come una pequeña ración de verduras frescas.

¿Te gustó el artíulo? comenta y cuéntanos de qué temas te gustaría que habláramos en nuestro blog